Proyecto “Buenos días con pan de Europa”

El valor del pan como alimento esencial de una dieta variada y saludable. Un Ministro español ha subrayado la intención de su Departamento de seguir trabajando, junto a los panaderos, para promocionar el consumo de pan. El ministro ha calificado de novedosa y moderna la nueva norma de calidad del pan, aprobada este año, que incluye la preocupación por la salud vinculada a los alimentos que se consumen.

El ministro de Alimentación de España, Luis Planas, ha participado en la presentación del proyecto “Buenos días con pan de Europa”, de la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (Incerhpan), para la puesta en valor de los efectos positivos del consumo de pan vinculados a la Dieta Mediterránea. La campaña cuenta con un presupuesto de los que el 70% está subvencionado por la Unión Europea, y se ejecutará durante los próximos tres años. Incluye un conjunto de actuaciones de promoción del pan entre la población más joven, con el objetivo de favorecer una alimentación saludable y un estilo de vida activo. Según ha recalcado el Ministro Planas, esta apuesta por una alimentación sana, variada y equilibrada está alineada con la política que impulsa ese Ministerio. También ha puntualizado que las empresas españolas de alimentación y bebidas aportan calidad, seguridad y variedad a la gastronomía española, donde el pan juega un papel clave como elemento esencial.

Norma de calidad del pan

El ministro ha puesto en valor la norma de calidad del pan, aprobada este año. Se trata de una norma muy novedosa y moderna, ya que contempla cuestiones no incluidas en otras normas de calidad, entre ellas, la preocupación por la salud vinculada a los alimentos que se consumen o la preocupación por los nuevos gustos de los consumidores. De igual forma, es la primera vez en España que se introduce, dentro de una norma de calidad de un alimento, elementos de fiscalidad positiva, que suponen un ahorro para el consumidor y favorecen su consumo. También facilita un mejor conocimiento, como por ejemplo, recoger unos requisitos más estrictos para considerar un pan integral, concretar la definición de masa madre o de pan multicereal, definir la elaboración artesana del pan, ampliar la definición de pan común o limitar la cantidad de sal que se puede emplear en su elaboración. En definitiva, esta nueva norma va a mejorar la competitividad del sector español del pan, dando respuesta a las nuevas demandas y necesidades de los consumidores. De esa forma el gobierno español ha reiterado el apoyo y compromiso con el sector de la panificación y se ha mostrado convencido del éxito de la campaña por el  trabajo y empeño de todos los que participan en ella.

Fuente: https://panaderos.info